Según Francisco Córdoba
Presidente de UXPA Ecuador

UXPA-EC.png

Han transcurrido 7 años ya, desde que empecé en la aventura de insertar una nueva filosofía de trabajo en mi país natal (UX). Después de haber tocado mas de mil puertas, haber realizado mas de dos mil llamadas telefónicas y al menos unas quinientas reuniones de presentación ante empresas e instituciones que tuvieran el perfil para al menos poder contarles lo que es User Experience y de que manera puede potenciar a sus objetivos institucionales y de negocios. Puedo decir que ahora estamos en a los albores del gran despegue del User Experience como una actividad de trabajo formal y rentable a la cual dedicarse en Ecuador. Situación que se repite en algunos países vecinos y que otros países de la región, sin duda está un poco más avanzada.

radiografia.png

"El sector de las telecomunicaciones con menor grado que los dos anteriores, es un sector en el que sin duda, se puede mejorar mucho."

Y es que, en este momento existen sectores que han adoptado y asumido la necesidad de potenciar la experiencia del usuario como elemento preponderante de sus negocios. Tanto en aspectos presenciales como en lo digital. Ese es el caso del sector financiero del Ecuador, en el cual, al menos sus bancos más importantes, ya han incorporado a sus procesos de diseño variables y requerimientos muy importantes respecto de: Usabilidad, Arquitectura de Información, Diseño de Interacción y Ergonomía Cognitiva. Procesos que sin duda garantizarán al final de la línea que la relación con sus clientes será mas fluida, intuitiva y de valor para ambos. Logrando mejores números en cuanto a los resultados comerciales y de ahorro de costos.

Existen otros mercados quienes han avanzado un poco menos, que sin embargo, cuentan con ejemplos muy visibles. Tal es el caso del retail, en el cual el tema del e-commerce viene sonando muy fuertemente desde hace tiempo atrás.

El sector de las telecomunicaciones con menor grado que los dos anteriores, es un sector en el que sin duda, se puede mejorar mucho. Se han realizado intervenciones de UX un poco menor pero con resultados muy visibles al interior de las empresas que han emprendido en esta línea. 


Por otro lado, existe una tarea pendiente muy grande en el sector público. En este sector no se ha avanzado mayormente en cuento a incorporar prácticas de UX en los diferentes proyectos de interacción con el ciudadano. Esto sucede tanto en temas transaccionales como en la tramitación pública en línea, la cual ciertamente adolece aún de la práctica de querer llevar todo lo existente en el mundo presencial al mundo digital. Incluso teniendo cercanos ejemplos como el caso chileno, en el que las entidades públicas, han entendido bien la necesidad de incorporar al ciudadano como eje central del proceso de diseño.

radiografia2.png

Por ahora, el principal desafío de quienes nos dedicamos a esta actividad es el masificarla como carrera profesional y llevar la oferta a otros mercados de menor tamaño, pero con iguales o mayores necesidades de potenciar la relación de contacto con sus clientes. Por el momento, existe una oferta de parte de algunas agencias de marketing Digital, las cuales han tratado de adecuar sus áreas de Diseño Gráfico hacia el diseño de Experiencia de Usuarios, sin lograr resultados prometedores por un problema de raíz y formación de quienes son escogidos para desarrollar esta actividad. Sin duda, existe una gran oportunidad la cual se consolidará en la medida en que los ofertantes tengan la capacidad de acoplarse a estos mercados, poniendo a disposición una oferta técnica calificada en UX y Estrategia Digital. Sin embargo, solo aquellos que estén dispuestos a afrontar el reto de manera formal, estarán en posibilidades de posicionarse como a mediano y largo plazo dentro del mercado en apertura para el UX en Ecuador.